IBÉRICOS DE ETIQUETA

 

Nuestros Productos

Jamones y Paletas

Jamón Ibérico de bellota Denominación de Origen Guijuelo

 

 

Pieza "noble" por excelencia que resume todas las cualidades de los productos artesanos con Denominación de Origen Guijuelo.

 

Tiempo, Clima, y altitud, con la experta elaboración artesana dan al muno de los jamones de las más alta calidad y de sabor inconfundible.

Jamón Ibérico de Bellota sin hueso (centro)

 

Excelente presentación para un producto clásico.

 

Envasado al vacio, mantiene todas sus características de color, aroma y sabor.

Paleta Ibérica de Bellota Denominación de Origen Guijuelo




Dos años de curación y las mejores paletas de cerdo ibérico de bellota producen estas exquisitas piezas de delicada y jugosa carne.

Paleta Ibérica de Bellora sin hueso (centro)

 

 

Buen aroma, textura y sabor en una presentación que mantiene el carácter natural de la paleta, abriendo nuevas posibilidades para esta pequeña "joya" de la chacinería.

Embutidos

Chorizo cular extra de cerde Ibérico de Bellota

 

 

Sal, pimentón, ajo y orégano. Ingredientes que junto con el mejor magro del cerdo ibñerico de bellota, proporcionan un sabroso chorizo cular de calidad extra.

Chorizo vela extra de cerdo ibérico de bellota

 

 

Con la misma materia prima que el chorizo cular, se elabora el chorizo de vela, un producto singular que reúne todas las virtudes de nuestros productos de cerdo ibérico de bellota.

Longaniza extra de cerdo ibérico de bellota

 

 

La longaniza de cerdo ibérico de bellota, es un producto que, sin renunciar a una personalidad propia, reúne las excelentes cualidades de nuestro chorizo cular. Exquisito sabor, bajo una presentación típica más estrecha y con forma de herradura.

Morcón ibérico de bellota

 

 

Equilibrio en sabores y aromas son las características de estos dos productos. La elaboración estrictamente artesanl es la base de su fabricación.

Salchichón cular extra de cerdo ibérico de bellota

 

 

Sabroso, personal e irrepetible. El Salchichón cular de cerdo ibérico denota claramente su origen en estas tres características que, junto con la adecuada proporción de especias, ofrecen un producto tradicional de calidad extra.