En Grupo Alejandro Miguel, sumamos dedicación, experiencia, tecnología y seguridad para la obtención de productos naturales de gran calidad siguiendo en todo momento las pautas más tradicionales en su elaboración.

 

Somos extremadamente exigentes en todos los procesos para que el producto llegue al consumidor en las mejores condiciones. Desde una alimentación natural en un entorno idóneo y constantemente controlada por nuestros veterinarios, pasando por el control de las estirpes genéticas, las supervisiones higiénico-sanitarias en matadero hasta la red de distribución.

 


En el Grupo Alejandro Miguel controlamos la totalidad del proceso productivo, desde la selección de las estirpes genéticas, hasta la puesta en el mercado del producto final.

Así nace el cerdo Duroc de Alejandro Miguel, que ya se ha consolidado como el referente nacional. El total control de las operaciones nos permiten garantizar una homogeneidad y calidad de producto difícil de igualar.

Respetando íntegramente el bienestar animal y las normas del manejo de los mismos, nuestras granjas y cebaderos disponen de unas adecuadas e higiénicas instalaciones para el correcto desarrollo y crecimiento de los lechones del cerdo Duroc de Alejandro Miguel.

Nuevas instalaciones, nuevos productos, nuevos mercados, nuevos proyectos y nuevos retos hacen que, día a día, nos esforcemos por consolidar un proyecto ilusionante.